Geográficamente, la “Denominación de Origen  Rías Baixas”, se distribuye en cinco subzonas de producción, repartidas entre las provincias de Pontevedra y La Coruña: O Val do Salnés, Condado de Tea, Soutomaior, O Rosal y Ribeira do Ulla. 

 

“La Ruta del Vino Rías Baixas”, aunque integrada desde 2005 en el Club de Producto Turístico Rutas del Vino de España, su andadura se remonta al año 1996.  Actualmente, la Ruta del Vino Rías Baixas cuenta con seis itinerarios, cuatro dentro de la subzona de O Salnés , uno en O Rosal y otro en Ribeira do Ulla. Todos ellos representan el legado de su fuerte vinculación al mundo vitivinícola.

1. Museo Etnográfico y del Vino

Ubicado en la capital del Albariño, Cambados, y junto a las ruinas de Santa Mariña Dozo, restos de un templo del s. XV declarado Monumento de Interés Turístico Nacional, se encuentra el Museo Etnográfico y del Vino. El museo lo componen: la antigua casa rectoral, el edificio de nueva construcción y el jardín, donde destaca el conjunto escultórico “Loureiro“, de Manolo Paz, formado por unas enormes copas de vino de granito, junto con un Lagar.

2. Cambados: Las Tres Antiguas Villas

Cambados representa uno de los conjuntos históricos mejor conservados de Galicia, con impresionantes edificaciones esculpidas en granito y la fusión de tres villas históricas: la Villa de Fefiñáns con su plaza como uno de los conjuntos arquitectónicos más admiradosVilla de Cambados con bellas plazas y calles donde destacan las ruinas de Santa Mariña, y Villa de San Tomé, de marcado carácter marinero con su Torre de San Sadurniño que forma parte del conjunto de torres vigía.

3. Bodegas del Palacio de Fefiñanes, la más antigua 

bodegas-palacio-de-fefiñanes

El Palacio de Fefiñanes, joya arquitectónica del s. XVI, mantiene sus vínculos con la elaboración del vino desde el s. XVII. Aunque la bodega fue fundada oficialmente en 1904 por el vizconde de Fefiñanes en los bajos del pazo. Las Bodegas del Palacio de Fefiñanes son sólo un ejemplo de las muchas bodegas con encanto que podemos encontrar en la D.O Rías Baixas.

4. Las Islas de los Dioses

Único en el mundo, es el enclave de las islas que componen el Parque Nacional de las Islas Atlánticas: las islas Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada. La profundidad de sus aguas cobija tesoros naturales y numerosos buques hundidos, convirtiendo el parque en destino predilecto para los amantes de la aventura y del buceo. Además, se pueden avistar delfines, ballenas y tortugas marinas en las aguas que rodean las islas Cíes.

5. La puesta del Sol desde el Castillo de Monterreal

castillo-de-baiona

Fortaleza del s. XII, el Castillo de Monterreal, se terminó de construir en el S.XVI en la localidad pontevedresa de Baiona. Su importancia histórica se debe a Martín Alonso Pinzón, ya que en 1493 retornó a estas costas tras su viaje a América, adjudicando a la villa el honor de ser la primera en Europa en conocer la noticia del descubrimiento del Nuevo Mundo. Desde 1966 alberga el Parador Nacional de Baiona con sus murallas y jardines que invitan a disfrutar de unos atardeceres únicos con vistas a las Islas Cíes.

6. Gastronomía en la Ruta de los Pescadores

a-guarda

Disfrutar de una jornada gastronómica completa, nos lleva a un paseo por el puerto más meridional de Galicia, el de Vila A Guarda, y esperar a que lleguen las embarcaciones y procedan a subastar el pescado. Además de ser un espectáculo, es la principal actividad del pueblo que cuenta con un Monumento al Pescador como homenaje a los hombres del mar. Su excelente gastronomía tiene como producto estrella la langosta, pero también la merluza, el pez espada o las especies de río como la lamprea y la angula.

7. Castro de Santa Tegra

castro-de-santa-tegra

Desde el impresionante enclave del Monte Santa Tegra, en el municipio de La Guardia, se domina la desembocadura del río Miño, el océano Atlántico y los montes de Portugal y Galicia. Ya fue considerado desde finales del neolítico lugar estratégico, así lo demuestran los grabados rupestres de más de 2.000 años de antigüedad que fueron cubiertos por las estructuras levantadas del asentamiento del Castro de Santa Tegra, poblado galaico-romano que se puede visitar.

8. Descanso en Santiago de Compostela

El Parador de Santiago de Compostela está considerado como uno de los lugares de alojamiento más espectaculares del mundo, tanto por su ubicación, en la Plaza do Obradoiro junto a la catedral, como por su tradición, arte e historia. Considerado el hotel más antiguo del mundo, nació como Hospital Real en 1499 donde albergar a los caminantes en su peregrinaje a Santiago. Su interior es un Parador Museo con cuatro claustros preciosos, impresionantes estancias, espectaculares habitaciones y un lujoso comedor.

9. Literatura y el Camino de Santiago

rosalia-de-castro

Desde que los restos del Apóstol fueron llevados a Santiago de Compostela, la localidad de Padrón se convierte en el punto de inicio de la ruta hacia el sepulcro para los peregrinos que llegan por mar. Además, Padrón mantiene importantes vínculos con figuras literarias gallegas, como Macías el EnamoradoJuan Rodríguez de Padrón, Camilo José Cela o Rosalía de Castro. En cuanto a la denominación de los pimientos de Padrón, que indica su procedencia geográfica, donde principalmente se cultiva es en Herbón, un pueblo colindante a Padrón.

10. El Fin del Mundo Conocido o Cabo Finisterre

cabo-finisterre

Célebre desde la Antigüedad como el Fin del Mundo Conocido, el Cabo Finisterre y sus alrededores ofrecen un lugar mágico, así eran considerados, ya que según cuenta la leyenda, fue lugar de culto al sol por los fenicios. Durante la ruta mágica hacia el Fin del mundo, nos encontraremos: el pueblo de Fisterra, la Costa da Morte, el santuario románico de Santa María das Areas, las ruínas de la ermita de San Guillerme, la ría de Corcubión, el Monte Pindo y su pequeño pueblo Ézaro con su cascada de 40 m de altura. Para terminar en Carnota, donde se encuentra el hórreo más grande de Galicia, de 35 m de largo.

 

 

 

 



Vinopack Newsletter