La ciudad de Bullas, elegida para dar nombre a la denominación de origen, es reconocida desde la época romana por su dedicación al cultivo de la vid y a la elaboración del vino. Sólo en su casco urbano encontrarás 200 bodegas tradicionales, la mayoría construidas entre los siglos XVIII Y XIX.

Perteneciente a la provincia de Murcia, Bullas, recibió el pasado año la renovación de la Certificación de la Ruta del Vino de Bullas como “Ruta de Vino de España“. La zona de producción de los vinos amparados por la Denominación de Origen “Bullas” está constituida por terrenos ubicados en los municipios de Bullas, Calasparra, Caravaca de la Cruz, Cehegín, Lorca, Moratalla, Mula, Pliego, Ricote, Cieza y Totana. Recomendaciones:

1. Museo del Vino de la D.O. Bullas

Localizado en la misma ciudad de Bullas, el Museo del Vino de la D.O. Bullas surge como homenaje a una forma de vida presente en lo cotidiano y tan importante en la cultura mediterránea, la elaboración del vino. Su ubicación no podía ser más certera. Se encuentra en una de las pocas bodegas tradicionales que han subsistido en perfecto estado de conservación, con bóvedas de ladrillo y sus tinajas semienterradas en el suelo.

2. Salto del Usero

Considerado como uno de los espacios naturales más hermosos de la Región de Murcia, el Salto del Usero se encuentra en el paraje El Molinar al noroeste del Cerro del Castellar. Se trata de una cascada con una cúpula natural que dentro alberga una poza de agua donde poder bañarse. La exuberante vegetación adorna un entorno que continúa sucediéndose aguas abajo en numerosas pozas.

3. Bodegas D.O. Bullas

La variedad autóctona de uva Monastrell supera el 85 % del total cultivado en la denominación de origen, proporciona una fuerte personalidad a los vinos de Bullas por su color, aroma y sabor. Para conocer mejor estos caldos, algunos productores de la zona ofrecen visitas guiadas, catas comentadas y paseos entre los viñedos:  Bodegas El Rosario (la más antigua de la zona), Bodegas San Isidro, Bodega Balcona, Bodega Molina y Lagares de Bullas y Bodegas Monastrell

4. Cueva del Puerto

Ubicada en la ladera del Monte Chatres a 9 kms de la localidad de Calasparra, la Cueva del Puerto es una de las cuevas de mayor recorrido horizontal de la Región de Murcia, con casi 5 km topografiados y un desnivel de 114 metros de profundidad. Una joya geológica compuesta por galerías y salas de una belleza impresionante.

5. Gastronomía Local Fuentes del Marqués

Camuflado en un entorno bucólico del Parque Natural Las Fuentes del Marqués a 2 km de Caravaca de la Cruz, podremos disfrutar de la gastronomía local rodeados de frutales, abedules, pinos, olivos, higueras…próximas a las aguas cristalinas que brotan de cuatro manantiales. Además, las espectaculares vistas nos descubren el Torreón de los Templarios. Algunas de las especialidades del Restaurante Fuente del Marqués son: las milhojas de hojaldre con relleno de temporada, lomos de jabalí al Strogosoff, lomo de ciervo en salsa de moras y tarta de queso con membrillo.

6. Begastri, Ciudad Romano-Visigoda

Las últimas excavaciones que tuvieron lugar en Begastri demuestran el florecimiento de la ciudad visigoda en el siglo VI d.C. El yacimiento se encuentra a 3 km del núcleo urbano, en el Cabezo de Roenas en Cehegín junto a la Vía Verde. Prácticamente todo el territorio es un yacimiento, cuyos primeros pobladores se remontan al 2.400 a.C. La ocupación  del yacimiento se extiende al menos desde la época Ibérica hasta el s. XI d.c. en el que el poblado se traslado al actual casco.

7. Castillo de los Fajardos o de los Vélez

castillo

De estilo Renancentista del s. XVI el Castillo de los Fajardos o de los Vélez domina la ciudad de Mula, es el monumento más conocido y visitado de la ciudad. Fue construido por Don Pedro Fajardo, primer Marqués de los Vélez, en 1525 como fortaleza defensiva para evitar revueltas y demostrar el poder y la supremacía de la casa de los Vélez. Autentica representación de la construcción militar de la época, la puerta de acceso a la torre del homenaje mantiene una inscripción en el dintel indicando que el castillo fue reedificado sobre otro anterior de origen musulmán.

8. Hotel Monasterio de Santa Eulalia

Ubicado en el parque natural de la Sierra de Espuña, el Hotel Monasterio de Santa Eulalia se erige sobre un antiguo monasterio del s. XVI, declarado Bien de interés Cultural por el Patrimonio Histórico junto a la Ermita de Santa Eulalia que se encuentra a 7 km de Totana, junto a la villa medieval de Aledo. Emblemático conjunto arquitectónico que se encuentra rodeado por zonas ajardinadas. Su ocupación es de tan sólo 35 habitaciones y el restaurante es referente gastronómico en la región en cuanto calidad-precio.

9. Parador de Lorca

El Parador de Lorca se encuentra integrado en el Castillo de Lorca, fortaleza de origen medieval construida en los s IX-XV y catalogado como Bien de Interés Cultural. Se han respetando los yacimientos arqueológicos bajo el hotel, el aljibe islámico, la muralla almohade, la alzaba del castillo llamada La Fortaleza del Sol y la sinagoga del siglo XV. El parador además de ofrecer alojamiento, se ha convertido en un espacio temático cultural con exposiciones, escenas de historia en vivo, talleres, etc.

10. Lorca la Ciudad del Sol

Lorca, ciudad declarada Conjunto Histórico Artístico, también conocida como “la ciudad de los cien escudos” o “ciudad del sol” según su nombre original, ha compartido a través de los tiempos sus rincones y misterios con tres civilizaciones: la cristiana, la judía y la musulmana. Prueba de ello son las murallas medievales, torres cristianas, barrios judíos, aljibes y sinagogas con un paisaje de fondo muy mediterráneo, campos de naranjos y viñedos. Llama especialmente la atención los escudos nobiliarios, palacios, cofradías e iglesias, parte del legado de su noble pasado y sus edificios barrocos.



Vinopack Newsletter