¿Vino de dónde? Sí, esa es la primera reacción. Te contamos donde hemos encontrado 10 inimaginables estampas paisajísticas donde el cultivo de viñas ha sido posible. Desde en hoyos escavados en cenizas volcánicas hasta incluso a 3.000 metros a nivel del mar. 

1. La Geria, Lanzarote – Islas Canarias, España

La Geria se encuentra en el suroeste de la isla de Lanzarote en un paraje natural protegido del municipio de Yaiza. Su singular paisaje sobre la gran extensión de cenizas volcánicas, debido a la erupción del volcán Timanfaya en 1730, se caracteriza por el cultivo de viñas en hoyos excavados sobre las propias cenizas volcánicas, donde el hombre se dedicó a protegerlas del viento con pequeños muros semicirculares de piedra.

2. Sahara Vineyards, Zamalek – Cairo, Egipto

Karim Hwaidak, dueño de Sahara Vineyards, realiza una labor increíble en la supervisión de los viñedos, donde se enfrenta a los sustanciales cambios de temperatura del día a la noche, a la completa falta de lluvia y al hecho de que la arena del desierto no contiene materia orgánica o nutrientes. A pesar de todos estos inconvenientes, Karim tiene sus métodos para producir un vino valorado y de calidad. Los viñedos se encuentran próximos a la antigua ciudad de Luxor.

3. Château Musar. Valle de la Becá – Beirut, Libano

Hace 6.000 años los fenicios introdujeron la viticultura en el Valle de la Becá, incluso los romanos destacaron su importancia por su fertilidad. Fundada en 1930 por Gaston Hochar, Château Musar, conoce el significado de cultivar uvas y producir vinos, pero también es consciente de que el Valle rápidamente puede convertirse en zona de guerra.

4. Associação dos Agricultores de Chã. Crater Fogo – Isla de Fogo, Cabo Verde

Fogo, es una de las islas más fértiles del archipiélago de Cabo Verde, donde siempre ha destacado la producción de vino y café.  Los viñedos se encuentran en una localización inusual, recordemos que su volcán activo tuvo su última erupción en 1995, sin embargo se ha estado produciendo vino durante más de 100 años para consumo local  y ahora también para exportar.

5. Bodega Colomé. Salta, Argentina

Bodegas Colomé ha cosechado uvas durante siglos, concretamente desde 1831, pero lo que hace a esta bodega especialmente única es la altitud de sus viñedos. Puede presumir de tener los viñedos a 3000 metros de altura sobre el nivel del mar,  los viñedos más altos del planeta.

6. Viñedos Don Leo. Valle de Tunal – Parras, México

Otros viñedos en altitud extrema, 2000 metros sobre el nivel del mar, son los pertenecientes a Viñedos Don Leo. La bodega comenzó su primera plantación en el año 2000 con una producción de 1 hectárea, la cual a través del trabajo y del esfuerzo, ha logrado alcanzar hoy en día las 35 hectáreas de producción. 

7. Red Mountain Estate. Lago Inle – Estado Shan, Birmania

Curiosa ubicación para estos viñedos situados en el Estado de Shan, popularmente conocido como el Triángulo Dorado, un área donde se produce gran parte del opio y la heroína que se consumen en el mundo. Desde el principio, aunque los vinos son producidos por uvas cultivadas localmente, las cepas, unas 400.000, han sido importadas desde Francia y España. No olvidéis caminar por las rutas marcadas, ya que, la pitón birmana es una de las serpientes  más grandes del mundo.

8. Vin de Tahiti. Tahiti, Polinesia Francesa

Vin de Tahiti produce su vino en el corazón del Pacífico Sur en Rangiroa, la llamada “isla del inmenso cielo”, es decir, en uno de los atolones más grandes del mundo. El atolón, ya era famoso entre los buzos por sus increíbles arrecifes de coral, ahora también se conoce por sus vinos. Los viñedos se cultivan en un pequeño motu (islote) junto a cocoteros y con los preciosos arrecifes de fondo.

9. Lerkekåsa Vineyard. Gvarv, Noruega

Los viñedos más septentrionales del mundo pertenecen a la bodega Lerkekåsa en Noruega. Aunque parezca increíble, los viñedos se encuentran ubicados en una zona bastante soleada, frente al hermoso lago de Norsjø. Su clima no sólo es apto para la producción de vino, sino también para la producción de gran variedad de frutas, de hecho Gvarv es popularmente conocida por sus cerezas, ciruelas y manzanas. Todo parece augurar un excelente futuro para los vinos nórdicos.

10. Domaine Royal de Jarras. Camargue – Languedoc-Rosellón, Francia

La región de Camargue, popularmente conocida por su magnífico paisaje, fauna y flora, es menos conocida como el hogar del notable viñedo: El Vignoble des Sables, viñedos que se salvaron de la filoxera por encontrarse en tierras arenosas, donde el parásito no pudo desarrollarse. Los viñedos de Domaine Royal aquí situados, se encuentran en una zona protegida beneficiándose de su salinidad, pero también al menos un mes al año los encontraras parcialmente bajo el agua, una especie de viñedo-pantano.

 

 

Tus comentarios en FB

comentarios