resaca-wine

Recuerdas cuando dijiste «qué mal me encuentro esta es la última vez», «a mi esto no me vuelve a pasar», «ya no me pillan en otra como esta», «ya sabía yo…». Sabemos que rara vez es la última, por eso te proponemos algunos remedios curativos.

Todos sabemos como llamar al estado previo a la resaca; borrachera, melopea, cogorza, pedo, pedal e incluso, hay quien no pierde las formas ni en el último momento para referirse a su estado como, embriaguez, ebriedad o intoxicación etílica. Pero antes de continuar recordemos, que no existen pruebas que asocien el dolor de cabeza con el uso de sulfitos y que en cualquier caso, cuanto más dulce es el vino, más sulfitos contiene. Por lo tanto, los vinos rosados y los vinos blancos contienen más sulfitos que los vinos tintos.

1. Beber mucha agua: Hidrata y desintoxica

Cuando bebemos alcohol, comenzamos a evaporar agua por cada centímetro de nuestro cuerpo, para ayudar a nuestro hígado a eliminar la toxina. En el caso de no estar bebiendo agua y estar consumiendo alcohol, nuestro cuerpo absorbe todo el agua que pueda encontrar, por lo que tiende a deshidratarse rápidamente. Según estudios realizados, 250 ml de alcohol provocan que el cuerpo expulse de 800 ml a un litro de agua. Por lo tanto, el cálculo correcto sería 1 litro de agua por copa de vino.

2. Consumir zumos frescos: Elimina el alcohol y repone las vitaminas.

Las bebidas y alimentos frescos ricos en fructosa, favorecen la eliminación del alcohol de forma más rápida y además restituye las vitaminas perdidas por el exceso de alcohol. El zumo de tomate es un importante desintoxicante y el zumo de naranja el gran reconstituyente de la Vitamina C y energía.

3. Alimentos apropiados: Reponer la glucosa en sangre, las sales, el potasio y la vitamina B12.

Desayuno a base de hidratos de carbono, a ser posible cereales que contengan vitamina B12 o pan integral acompañado de miel que ayude a metabolizar el alcohol más rápidamente y conseguir los niveles adecuados de glucosa en sangre. En las siguientes comidas evita platos pesados. Sopas, caldos y arroces favorecen al estómago y el pescado hervido repone las sales y el potasio perdidos. Además, la vitamina B12 también la encontramos en pescados como el atún, el salmón y las sardinas o los moluscos.

4. Las infusiones son nuestras grandes aliadas: manzanilla, sauce, menta, ginseng y jenjibre.

La manzanilla nos ayudará con las molestias estomacales y además como la infusión de sauce, menta y ginseng, nos aliviará el dolor de cabeza. Si la situación es extrema y se tienen náuseas, lo mejor es la infusión de jenjibre.

5. Una ducha: Revitaliza, estimula y elimina toxinas.

La ducha en si constituye un remedio revitalizante fundamental. Comenzar con agua caliente y terminar con agua fría para estimular la circulación sanguínea y ayudar a eliminar toxinas.

6. Fin de la Fiesta es hora de la relajación: Descanso y respiración lenta.

Ser conscientes de las primeros señales nos ayudará a no empeorar los síntomas al día siguiente. Cualquier actividad intensa mientras se consume alcohol, como por ejemplo bailar, nos pasará factura horas después. Antes y durante la resaca, no debemos forzarnos y hay que mantenerse relajado, descansado y practicando respiraciones suaves.

Esperamos que este artículo os sirva de ayuda, pero recordemos que el mejor remedio contra la resaca, es el llamado «consumo responsable», sus resultados son excelentes.

Foto: Mark Seton



Vinopack Newsletter