Vino tinto en copa grande. Vino blanco y rosado en copa mediana. Vino espumoso en copa aflautada o ‘fluté’. Vino generoso en copa pequeña.

 

Vino tinto en copa grande

Los tintos necesitan una buena oxigenación, así que la copa deberá ser mayor cuanto más concentrado sea el vino.

Vino espumoso en copa aflautada o ‘fluté’

Para los vinos espumosos la copa debe de ser larga, alta y delgada, con fondo pequeño y cónico en la parte superior, que permita apreciar el perlaje.

tamaño-copas-de-vino

Vino blanco y rosado en copa mediana

Los blancos requieren una copa más pequeña, que recoja sus delicados aromas.

Vino generoso en copa pequeña

Los vinos generosos en copa pequeña permitirán que apreciemos sus características frutales, en lugar del grado de alcohol. Sin embargo, la copa deberá de ser lo suficientemente larga para permitir remover el vino y olerlo.

 Fuente fotos: devinosconcarla – flickriver



Vinopack Newsletter