En Francia, sus mejores embajadores son los bares de vinos. La copa de vino es víctima de su éxito. Es en la capital donde sin duda está la mayor concentración de estos templos del vino. La gastronomía y el buen vivir se reúnen en los bistrós, ¡un gran placer para nuestro paladar!

Aquí está una guía de lugares muy agradables para tomar una copa de vino o una botella con [email protected] Te servirán platos deliciosos y sabrosos. ¿Qué es mejor?

1. La Cave de Belleville

bellevilleFoto: À Part ça…

Una vitrina simple y elegante que destaca con los numerosos restaurantes chinos de la zona, una larga barra y grandes estantes de madera en el cuál se alinean varias botellas de vino, ¡estás en La Cave de Belleville. ¡Su multitud de quesos y embutidos te hacen rápidamente ojitos! Jamón Serrano, paté casero, Saint-Nectaire, brie o Queso Manchego, ¡hay tanto para elegir! Te puedes deleitar in situ, o como en una tienda gourmet, llevar un pequeño placer a casa.

2. Le Verre Volé

verre-voleFoto: lefooding

Cyril Bordarier, es uno de los precursores del fenómeno de los bares de vinos. En su enoteca ubicada cerca del Canal Saint Martin, puso un par de mesas y sillas para que la gente pueda picotear con una copa de vino. Realza las denominaciones poco conocidas del terroir francés, pero que merecen ser catadas. En cuanto a la cocina, sirven ineludibles platos de charcutería y quesos, el famoso “jambon purée“, morcilla, increíbles recetas de mariscos ¡y mucho más!

3. Le Barav

c_barav

A pocos pasos de la Plaza de la República, Le Barav es el lugar imprescindible para el after-work. Aquí, se bebe y se come bueno y sencillo. Puedes elegir tus botellas, ¡hay algo para todos los gustos y todos los precios! Las tablas de embutidos y quesos se encuentran entre las mejores de la capital. Sólo resta por decir: ¡la felicidad está en las pequeñas cosas de la vida y los sencillos placeres!

4. La Trinquette

trinquetteFoto: Paris by wine

Situado en el barrio del Marais, la zona más de moda en París, los tres amigos de La Trinquette os invitan a tapear apoyados en antiguas barricas en una atmósfera tamizada. Oriundos del Languedoc, ¡trajeron en sus maletas los mejores vinos de la región y productos regionales sabrosos!

5. Le Vingt heures Vin

vingt-heures_vinFoto: Les Grappes

Este elegante bar de vinos contemporáneo no pasa desapercibido en París. Su ambiente musical muy de jazz y su decoración Street Art te seducirá sin duda. Y si tienes suerte, podrás asistir a un concierto. Combinaciones de platos, hamburguesas caseras, ricas ensaladas o chuletones a la brasa están en el menú. Los amantes de la gastronomía podrán también disfrutar de un delicioso brunch los domingos.

6. En Vrac

en-vrac-bar

En Vrac, ¡este es un bar curioso!. Vienes con tus propias botellas y puedes utilizar el grifo para rellenarlas con vinos ecológicos y naturales que ofrece el bar de vinos. Los pequeños depósitos de acero inoxidable puestos en troncos de roble adornan la pieza dándole su originalidad. Hay también Armagnac, orujos, brandy o cervezas y zumos artesanales. El conjunto se acompaña de tostadas, platos del día y deliciosas cremas preparadas con productos locales parisinos.

7. Le 11e Domaine

11_e_domaineFoto: we-Paris

Una vez cruzado el umbral de este bar de vinos, estás rápidamente rodeado por un dulce aroma de madera vieja. Le 11e Domaine es un lugar cálido y amistoso con muebles de segunda mano, donde el buen vino y la cocina francesa maridan perfectamente. Sus embutidos y quesos de todos los colores inundarán tu cabeza. No hay que olvidar la buena selección de whiskies. Cada mes, el dueño incluso organiza cursos de cata.

8. La Cave à Michel

cave_a_michelFoto: Karin Shibata

La Cave à Michel es un pequeño y agradable bar de vinos, con azulejos. Aquí se come y se bebe de pie, apoyado al zinc, o a la barra de madera. La carta de tapas te hace la boca agua. Berberechos y jengibre, cerdo ibérico y setas, ganache de chocolate y aceite de oliva… Y para el vino, ¡el patrón está para aconsejarte los mejores maridajes!

9. Le Frenchie

frenchieFoto: scope

Le Frenchie es un fantástico sitio con buenas recetas gastronómicas, muy delicadas tanto como los vinos que se sirven. Se pueden degustar excelentes caldos procedentes de los mejores viñedos del mundo. Podrás sentarte en una de las mesas altas con cómodos taburetes y disfrutar de un momento muy agradable.

10. Le Cinquante

cinquanteFoto: Le Guide Paris-Nuit

Como su nombre lo indica, Le Cinquante es un bar de barrio con un ambiente “fifties”. Mesas de formica color pastel se mezclan con mesas de madera, viejos carteles y paredes de ladrillo. El bar esconde una enorme sala llena de encanto con un hermoso piano. El vino y la comida, lo mejor, con exquisitas combinaciones. En resumen, ¡una pequeña joya!

11. Le Garde Robe

le-garde_robeFoto: hipparis

Un plato de ostras y su “pequeña copa de blanco”, ¿alguien? Bienvenido al Garde Robe. Con sus paredes de ladrillo y su suelo antiguo, te sientes inmediatamente como en casa. Le Garde Robe es el templo del bio, tanto en la copa como en el menú. El bar está dirigido por dos entusiastas que han viajado a las regiones francesas para traerte lo que mejor se hace.

12. Le Bar Etna

etna

Los amantes del vino natural se pueden frotar las manos, ¡el Etna es un lugar donde solo se bebe eso! Vitrina negra con mucha clase, comedor acogedor combinando piedra y madera con una barra masiva en forma de barco en el medio, banda sonora electro soul, ¡aquí tenemos un bar de vino volcánico! Se sirven platos gourmet ideales para una cena a solas. La carta cambia cada mes con productos ultra frescos. ¡Ñam, ñam!

 

Tus comentarios en FB

comentarios